Petronor 50 Aniversario

2 21 noviembre 2018 petronor 1968-2018 La Refinería 1 se puso en marcha en 1972. » Ane Ontoso D écada de 1960. Desde la Verdeja a San Julián, del municipio vizcaíno de Muskiz, se pueden con- templar los terrenos dedicados a cultivo y pastoreo, las marismas entre carreteras y el Montaño a su vera con el mar de telón de fondo. Es el escenario por el que hoy se desliza la petroquímica más moder- na de Europa. Petróleos del Nor- te (Petronor) nace en 1968, en un contexto económico y social que coincide con la crisis de la indus- tria siderúrgica y el declive mine- ro en Bizkaia. La gestación de un ambicioso proyecto industrial tecnológica- mente avanzado y con soporte empresarial buscaba ganador para instalar una refinería en el norte de España. Las opciones rivales enA Coruña y Santander no supe- raron a la compañía, que comen- zó a latir a 18 kilómetros de Bil- bao. El empuje emprendedor, inno- vador y con visión de futuro de hombres como Isidoro Delclaux, los hermanos José Manuel y Enri- que Sendagorta o Antón Madaria- ga jugaron un papel determinan- te tanto en el diseño como en el desarrollo de la planta. El rápido crecimiento español de los años 60 del siglo pasado implicó grandes demandas ener- géticas y una potente acción en el mundo del refino. Así, Petronor asumió desde un principio inicia- tivas de gran valor colectivo como el empeño en enlazar la construc- ción de la refinería de Muskiz con la financiación de gran parte del Superpuerto de Bilbao, infraes- tructura vital para Bizkaia. Si hay un rasgo que caracteriza a la petroquímica vizcaína, es su estrategia de adecuación produc- tiva a las demandas del mercado y su demostrada amplitud y acierto en la visión de negocio a largo pla- zo. En un escenario en el que empezaba a ser inconcebible una sociedad sin un suministro abun- dante de energía, y con transfor- mados industriales que necesita- ban un transporte eficaz y servi- cios complementarios, fue decisi- va la visión estratégica del inge- niero aeronáutico José Manuel Sendagorta, quien auguró que un acceso a un puerto de gran cala- do supondría una ventaja compe- titiva futura. Refinería y puerto han ido siempre de la mano. En mar- zo de 1970 se inició el movi- miento de tie- rras y la prepa- ración del terreno de más de 200 hec- táreas de la futura plan- ta, y ese mismo verano se aprobó el proyecto de construcción del espigón de Punta Lucero, que inau- guraría sus obras en 1972. Refinería 2 La refinería apostó desde el prin- cipio por la inversión en la conti- nua formación práctica y teórica de la plantilla. El equipo inicial de trabajadores, compuesto por cer- ca de 140 personas, ya participó en un potente plan de formación en la planta de Rábida (Huelva). Petronor, asimismo, ha trabajado en todo momento por una mejo- ra industrial constante. Eso le ha permitido sobrevivir en coyuntu- ras económicas complicadas. Vista general en 2005 de las oficinas, el Castillo de Muñatones y el área de conversión. Medio siglo después, la empresa está a la vanguardia de la tecnología y el conocimiento del sector energético, gracias a su capacidad de adaptación y su visión de negocio a largo plazo Los cincuenta años de singladura de Petronor hacen Historia » El proyecto global incluía la construcción, en astilleros espa- ñoles, de grandes petroleros que serían propiedad de Petróleos del Norte S.A. » ‘Muñatones’ fue el primer buque de la flota de Petronor, botado en 1971 con 98.000 TPM. Le siguió un año más tarde el ‘Arteaga’, entonces el mayor buque construido en España y el más gran- de del mundo en su clase erigido sobre grada. » Tras los barcos, en 1972 se inauguraron las obras del dique de abrigo de Punta Lucero, con 2.664 metros de longitud y tres atraques de dife- rentes calados. El puerto 140 personas formaron la plantilla inicial El 30 de noviembre de 1968 comenzó la construcción de Petronor S. A.

RkJQdWJsaXNoZXIy NDcxODE=