Women in Progress 2018
Table of Contents Table of Contents
Previous Page  10 / 20 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 10 / 20 Next Page
Page Background

WOMEN

IN

PROGRESS

10

n los últimos

años hemos visto

muchos cambios

que han afectado

profundamente

a la forma de comunicarnos y

relacionarnos con los amigos,

familia, compañeros… También

han cambiado radicalmente

la forma de informarnos y de

entretenernos, cómo compra-

mos y pagamos ciertos ser-

vicios y productos, pero creo

que vamos a tener, y no en

muchos años, cambios toda-

vía mayores en otras facetas».

Quien así se expresa es Idoia

Uriarte, responsable de Ciber-

seguridad del Grupo Euskatel.

Una previsión de futuro que ya

empezamos a ver en eventos

tecnológicos e incluso en las

calles: coches que se condu-

cen solos, electrodomésticos

que podemos programar des-

de la oficina, impresoras 3D

capaces de crear una prótesis

personalizada... múltiples avan-

ces que buscan fundamental-

mente hacernos la vida más

fácil. «Creo que los avances en

temas de inteligencia artificial,

‘machine learning’, asistentes

personales virtuales, ‘Inter-

net of things’ (conexión de

máquinas), realidad virtual y

aumentada, servicios ‘cloud’…

pueden permitir múltiples

aplicaciones tanto a nivel

personal como profesional, y

permitirán cubrir nuevas ne-

cesidades y demandas de las

personas y de las empresas.

En todas estas áreas estamos

ya desarrollando proyectos,

y creo que son donde más

proyección profesional van a

tener y donde los jóvenes ta-

lentos pueden tener más futu-

ro», incide la experta.

MADUREZ PARA TRIUNFAR

Sin embargo, no todas las tec-

nologías o nuevas ideas que

se desarrollan logran triunfar

en el mercado o incluso salir

a él. Un buen ejemplo pueden

ser algunos de los inventos

que se presentaron en el Mo-

bile World Congress del año

pasado, como un móvil que

crea el holograma de la panta-

lla en la piel del brazo y que no

ha encontrado salida comercial.

«Es necesario analizar qué va-

lor propocionan a los usuarios,

cuánto tenemos que cambiar

nuestros hábitos para usarlos

(cuantos más cambios impli-

que su uso, más valor deberán

proporcionar para que triunfen),

y también es necesario tener

en cuenta otros aspectos, como

el coste de dicha tecnología,

madurez de la misma…». Tam-

bién puede suceder que una

propuesta que en un momento

dado no triunfa, pasados unos

años puede ser un verdadero

éxito. «Un ejemplo claro lo te-

nemos en el acceso a internet

desde el móvil, donde tras un

intento fallido basado en una

tecnología llamada WAP, poste-

riormente ha sido un completo

éxito con tecnologías 3G y 4G».

Y ante la gran pregunta que

muchos escépticos de la

tecnología se plantean, si se

puede llegar a un escenario

digno de la rebelión de las

máquinas, Uriarte lo tiene cla-

ro. «Desde luego, es evidente

que las máquinas van a ser

cada vez más inteligentes. La

rebeldía también nos permite

desarrollarnos como perso-

nas y como sociedad, y es-

peremos que, si algún día las

máquinas también tienen esa

capacidad, esté acompañada

de la armonía necesaria para

avanzar como sociedad».

E

EL FUTURO ESTÁ EN LA

TECNOLOGÍA

«Tendremos

cambios

mayores en

pocos años»

(MSDKHFDMBH@ @QSHƥBH@K QD@KHC@C @TLDMS@C@ HMSDQMDS CD K@R BNR@R K@

OQNXDBBH®M OQNEDRHNM@K CD DRS@R œQD@R DR HKHLHS@C@

74

mil millones de

euros será el gasto

mundial en robots

en 2025

TECNOLOGÍA