Ciberseguridad

4 21 abril 2021 ciberseguridad » Laura A. Izaguirre L a Línea de Ayuda en Ciberseguridad del Insti- tuto Nacional de Ciberse- guridad (Incibe) recibió en 2020 más de 47.500 consultas, de las que el 32% estaban relacio- nadas con los fraudes online. Por- que, aunque pensemos que no nos va a pasar o «quién va a querer mis datos», «todos somos objetivo de los ciberdelincuentes y podemos sufrir algún tipo de fraude online en el momento y de la forma que menos esperamos, y por no tomar las medidas de protección adecua- das nos convertiremos en víctimas potenciales», afirma Ángela G.Val- dés, técnico de ciberseguridad para ciudadanos de Incibe. Porque a diario se producen multitud de estafas que llegan de cualquier parte del mundo. «Es difícil cuantificar cuántas son, cuántos usuarios son atacados y cuántos llegan a ser víctimas, pero se van perfeccionando y adecuan- do a las casuísticas, por lo que debemos mantenernos siempre alerta», advierte la experta. De hecho, «se han reinventado, llegan- do incluso a usar la covid-19 como gancho. Los ciberdelincuentes son conscientes de los servicios que más se demandan y ante qué infor- mación mostramos mayor sensi- bilidad. Conocen nuestras debili- dades y las aprovechan para ata- carnos». «La técnica más utilizada es la ingeniería social», señala Asier Mar- tínez, responsable del CERT del CentroVasco de Ciberseguridad. «Consiguen ganarse la confianza de sus víctimas y engañarlas en su beneficio para hacer que les faci- liten datos personales y bancarios, descarguen archivos maliciosos o realicen compras en webs fraudu- lentas», añadeValdés. Estafas en internet, no te conviertas en una víctima Vishing de falso soporte técnico: un intento de fraude que se realiza por telé- fono, SMS, email o como un falso avi- so de seguridad mientras navegas por Internet. Se trata de una llamada o men- saje que se hace pasar por un técnico de Microsoft alertando de que tu ordena- dor tiene un peligroso virus o que un hacker lo está controlando y con la excu- sa de que están en riesgo tus datos o la seguridad de Internet, solicita instalar una aplicación para eliminarlo. Pero ese programa es un software malicioso que rastrea el ordenador en busca de con- traseñas, claves bancarias y datos priva- dos, o lo bloquea para reclamar un res- cate. Phishing: consiste en replicar la comu- nicación por mail o el aspecto de la web de una empresa para estafar y obtener información confidencial de forma frau- dulenta. Smishing suplantando a compañías de paquetería: lo mismo que el pishing pero a través de SMS. Suplantación de identidad: en especial los robos de cuenta deWhatsApp y crea- ción de perfiles falsos en redes sociales y sitios webs de contactos, operaciones no autorizadas con tarjetas y cuentas ban- carias. Campañas de sextorsión: mayoritaria- mente son correos electrónicos que afir- man tener grabado contenido íntimo de los usuarios y amenazan con hacer- lo público a menos que se pague un rescate. Los fraudes más habituales Dependiendo del tipo de fraude del que se ha sido víctima se deberán tomar unas u otras medidas. • De forma común, debemos mantener la calma y en el caso de que sea necesa- rio, hacer acopio de todas las evidencias posibles como mensajes, correos, cap- turas de pantalla, etc., y denunciar la situación ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. • Si alguno de nuestros dispositivos ha sido infectado, deberemos escanearlo y desinfectarlo. Los ‘primos auxilios’ pasan por tener correctamente actualizado el antivirus, utilizar herramientas anties- pías y antimalware, eliminar archivos temporales y extensiones del navegador. • Si nuestros datos bancarios han sido comprometidos tendremos que poner- nos en contacto con nuestra entidad ban- caria para que tome las medidas opor- tunas. • En el caso de ser nuestras contraseñas las que han sido vulneradas deberemos actualizarlas y si hemos tenido algún tipo de incidente con una red social tendre- mos que contactar con los responsables. Cómo solucionarlos «Es primordial usar el sentido común, analizar y contrastar la información que recibimos. Por ejemplo, si recibimos un SMS para hacer el seguimiento de un supuesto paquete pero no hemos reali- zado ningún pedido, si encontramos una página web con productos a la venta a un precio muy por debajo del mercado, pero no nos ofrecen un método de pago seguro ni información legal sobre la empresa, o recibimos un email que nos redirige mediante un enlace a una web cuya URL no tiene nada que ver con el dominio real del servicio, son factores que deben hacernos desconfiar e indi- cios de que estamos frente a un fraude online», previene la experta de Incibe. Por eso es muy importante tener bue- nos hábitos de ciberseguridad que nos ayudarán de forma preventiva: • Usar un antivirus y mantenerlo actua- lizado. • Actualizar todas las aplicaciones y sis- temas operativos cuando haya actuali- zaciones disponibles. • Actualizar periódicamente las contra- señas, que sean robustas y diferentes para cada servicio. • Proteger el router y red wifi. • Revisar las opciones de privacidad en las redes sociales. • No confiar en todo lo que se ve en Internet y contrastar la información. • Hacer copias de seguridad de aquella información importante. • Revisar los permisos que se han con- cedido a las aplicaciones y eliminar las que ya no se usen. • Borrar periódicamente las cookies, el historial y las contraseñas almacenadas en el navegador. Qué hacer para prevenirlos «Todos somos objetivo de los ciberdelincuentes», que se adaptan y ya utilizan la covid-19 como gancho de sus fraudes

RkJQdWJsaXNoZXIy NDcxODE=