Dependencia

11 13 marzo 2018 dependencia Isabel Sánchez Robles Diputada foral de Acción Social Por primera vez en la historia de nuestro territorio, la mayoría de las vizcaínas y vizcaínos pode- mos aspirar a vivir más de 80 años. Envejecer es bueno, vivi- mos más y mejor, eso es una gran conquista, pero que nos plantea un gran reto: adaptar- nos a este tsunami poblacional. Mucho del camino lo hemos recorrido ya, pero tenemos que seguir avanzando. Por ello asu- mimos el reto de transformar Bizkaia en un territorio para todas las edades, lo que implíci- tamente significa asumir la nece- sidad de revisar políticas y rede- finir mecanismos de toda índo- le desde una perspectiva de edad, evolucionando desde el concep- to de ‘hacer para’ a ‘hacer con’. De ahí que las propias per- sonas mayores tengan un papel central en el proceso, no solo como destinatarias, sino como protagonistas del diseño del escenario futuro. Así, las per- sonas mayores, junto a la Dipu- tación y en colaboración con diferentes agentes del territo- rio, estamos trabajando con- juntamente en el diseño e impulso de las políticas que les afectan. Esta colaboración tie- ne su mejor exponente en el Consejo de Personas Mayores de Bizkaia. Las personas mayo- res lo hacen a través de las 180 asociaciones vizcaínas de per- sonas mayores. Un Consejo ejemplar y un movimiento aso- ciativo único en Europa que aporta su experiencia, dedica- ción y energía para hacer de Bizkaia un lugar mejor.Y por eso estamos donde estamos: somos el tercer territorio de Europa en capacidad de entor- nos apropiados para envejecer activamente. Por delante solo están Dinamarca y Suecia. Bizkaia, territorio para todas las edades la seguridad económica y la parti- cipación. Entre sus funciones tam- bién figura asesorar a los munici- pios que quieren sumarse a la ini- ciativa Ciudades Amigables-Euska- di Lagunkoia. «El objetivo es que los mayores podamos seguir salien- do a la calle porque tenemos un fácil acceso a las cosas, una garan- tía económica para vivir dignamen- te, bienes culturales para participar y socializar, transporte público para poder movernos...», explica José Ramón Lanceluce, vocal de Nagu- siak en las comisiones 1 y 3. La segunda se ocupa de disec- cionar la Ley de Servicios Socia- les, aprobada en noviembre. Un grupo integrado por estas asocia- ciones, expertos de entidades de reconocida trayectoria como Aita Menni y Cáritas, médicos y psicó- logos va a comenzar a analizar qué mejoras se pueden introducir en el decreto de Residencias. «Echo de menos que no estén presentes un par de trabajadores para que aporten su visión real», observa el presidente de Nagusiak. Una imagen más real La imagen de los mayores en los medios de comunicación centra la tercera comisión. «Es triste que la imagen de un mayor sea alguien sentado en una silla de ruedas en un parque, porque la gente depen- diente representa un 10% de la población.Vamos a dar valor a lo que es real», reclama Martínez. Otro estereotipo que quieren derri- bar es el que les sitúa contemplan- do obras. «El 70% del voluntaria- do recae sobre nuestras espaldas, pero es algo que no se ve», critica. Entre sus planes figura la creación de una base de datos con fotos «positivas» procedentes de las aso- ciaciones de jubilados que se pon- drá a disposición de los medios, a quienes conminan a cambiar la ter- minología y cuidar más las infor- maciones que publican relaciona- das con este colectivo. El trabajo en las comisiones tie- ne carácter mensual y, en ocasio- nes, quincenal. Las conclusiones se envían a la Diputación para que sus técnicos las estudien y, si pro- cede, las apliquen. Un lenguaje más claro en las resoluciones de depen- dencia y cambios en las formas de acceder a los programas individua- les de atención son algunos de los logros obtenidos. La labor de Nagusiak ha traspasado fronteras y su voz también se oye en órga- nos de representación autonómi- cos, estatales y europeos. » L. M. D. L as últimas semanas, las pro- testas de los jubilados por la «raquítica» subida del 0,25% en sus pensiones han logrado abrir informativos, colarse en las tertulias radiofóni- cas y televisivas, así como llamar la atención de los partidos políti- cos. Estas manifestaciones, que se van a prolongar en el tiempo, no dejan de ser la punta del iceberg de un trabajo muy amplio que lle- van años desarrollando lejos de los focos mediáticos. Con 54.000 socios agrupados en 140 asociaciones de jubilados y pensionistas repartidas por 112 municipios de Bizkaia, Nagusiak persigue objetivos tan variados como extender el envejecimiento activo, potenciar el asociacionis- mo, asesorar a las personas mayo- res en los temas que les atañen o colaborar con las instituciones apor- tando sus criterios y reivindicacio- nes. El Consejo de Mayores de Bizkaia es el órgano consultivo en el que Nagusiak, junto con repre- sentantes de otras asociaciones, colabora con miembros del depar- tamento de Acción Social de la Diputación en la ejecución de actuaciones orientadas a lograr una mayor calidad de vida. Con dos reuniones fijas al año, actualmente están activas tres comi- siones de trabajo centradas en el envejecimiento activo, la Ley vas- ca de Servicios Sociales y la ima- gen real de los mayores. La prime- ra incluye conceptos tan importan- tes como la promoción de la salud, Nagusiak y otras asociaciones trabajan activamente en órganos como el Consejo de Personas Mayores de Bizkaia El mayor compromiso «No estamos viendo obras. El 70% del voluntariado recae sobre nuestras espaldas»

RkJQdWJsaXNoZXIy NDcxODE=