Desarrollo Sostenible

14 2 junio 2022 desarrollo sostenible » I. A. Las dificultades para obtener las energías tradicionales y la conse- cuente subida del precio de las mismas ha vuelto a poner sobre la mesa un tema que lleva años en las agendas de las instituciones: el uso de las renovables. Con respec- to a su evolución histórica, las lla- madas energías ‘limpias’ han pasa- do de representar un 1,7% del con- sumo interior bruto de Euskadi en 1982 al 9,8% en 2020. Pero el objetivo del Gobierno va más allá, con una estrategia energética que pretende que en 2030 la aporta- ción de las energías renovables sea de un 21%, es decir, que del total de energía que se consuma en Euskadi en ese año una quinta par- te sea renovable.Y ya a largo pla- zo, lograr una desconexión de los derivados del petróleo para fines energéticos en 2050. Pero, ¿cómo se deben implan- tar las energías renovables en empresas y hogares? Las instala- ciones de autoconsumo en hoga- res (tejados) e industrias ya es una realidad en Euskadi. Este auge ha hecho que se multipliquen por cuatro estas instalaciones en los últimos dos años. Según informa el Ente Vasco de la Energía, en 2021 se realizaron 915 nuevas ins- talaciones de plantas solares foto- voltaicas. Biomasa, la más utilizada Todo esto ha sido impulsado por unas ayudas históricas del ejecuti- vo vasco al autoconsumo, concre- tamente de 37 millones de euros. Estas ayudas incluyen dentro de su campo de acción el autoconsu- mo eléctrico mediante fuentes reno- vables como la solar fotovoltaica y la minieólica con una potencia máxima de 5 MW, así como la implantación de sistemas de alma- cenamiento de la energía genera- da, lo que va a contribuir especial- mente a ajustar las horas de pro- ducción de la energía con las horas en las que es necesario consumir- la. Además, el nuevo programa establece un epígrafe específico para aprovechamientos renovables no eléctricos, es decir, la produc- ción de calor mediante fuentes renovables como la biomasa, la solar térmica, la geotermia y la aero- termia. El conjunto de estas tec- nologías subvencionadas podrían, por ejemplo, abastecer las necesi- dades eléctricas de una vivienda así como el agua caliente y la cale- facción utilizada en la misma. Actualmente, la biomasa en todas sus formas es la energía renovable más utilizada en Euskadi, ya que supone un 62,2% de las mismas. Le siguen los biocarburantes (217%), energía solar, aerotérmi- ca y geotérmica (5,8%), hidroléc- trica (5,4%) y eólica (4.9%). Sin embargo, desde el EVE subrayan que «vamos a necesitar de todas las fuentes energéticas renovables, de todas las tecnologías y de todos los proyectos –grandes y peque- ños– para alcanzar los objetivos». Las energías renovables se abren paso hacia un planeta limpio El objetivo de las instituciones es que para 2030 supongan un 21% del consumo total en Euskadi Para alcanzar los objetivos propuestos ejecutivo vasco ha puesto en marcha diferentes iniciativas además de las ayudas al autoconsumo. Una de ellas es la apuesta por duplicar la potencia eólica en los próximos años, que se llevará a cabo a través de la creación de nuevos parques como Azazeta (Arraia-Maeztu y Bernedo), con 40 MW de potencia, y Labraza (Oion), con otro tanto de capacidad. Estos proyec- tos están impulsados por Aixeindar, sociedad formada por Iberdrola y el EnteVasco de la Energía, avanzan en su trami- tación para obtener su DIA (Declaración de Impacto Ambiental). Por otro lado, las cooperativas energéticas Ekiola trabajan para implantar en municipios y comarcas de Euska- di cooperativas solares participadas por la propia cuidadania para producir su energía eléctrica. Agurain, Amurrio, Arraia- Maeztu, Kuartango y Zigoitia son los municipios en los cua- les se han previsto construir a corto plazo las infraestructu- ras fotovoltaicas que permitirán la generación distribuida de energía renovable kilómetro 0. Proyectos para impulsar su uso Las placas solares se están extendiendo para aprovechar la energía del sol. » Redacción SRB El llamado Día de la Sobrecapa- cidad de laTierra marca la fecha en que consumimos todos los recursos que el planeta es capaz de generar en un año. En 2021 fue el 29 de julio, y es probable que ese plazo se adelante en 2022. Esto da idea de la imperiosa nece- sidad de construir un futuro sos- tenible, en el que el cuidado del medio ambiente sea un valor inne- gociable. Para ello, la ONU ha impulsado los Objetivos de Desarrollo Soste- nible y la Agenda 2030, como ejes que articulan el esfuerzo global para mitigar los efectos del cam- bio climático y el deterioro ambien- tal. En Agaleus somos conscientes de la importancia de esta labor, y nos alineamos con los ODS, par- ticularmente en lo que se refiere a construir infraestructuras compro- metidas, promover la industriali- zación sostenible y apostar por la innovación continua. Por este motivo, afrontamos el reto de ayudar al desarrollo sos- tenible de Euskadi mediante nues- tro apoyo continuo al sector industrial, colaborando en gestio- nar y dar valor a sus residuos. Pensamiento circular Contamos con más de 35 años de experiencia en la prestación de servicios ambientales y somos una empresa referente en los ámbitos de la ecoindustria y la valorización de residuos. Esto es una consecuencia del pensamien- to circular, del que siempre hemos hecho gala, y que nos permite ofrecer a la industria soluciones tecnológicamente avanzadas para garantizar la seguridad ambien- tal y el mayor nivel de sostenibi- lidad. El modelo circular aplicado a la economía significa crear un ciclo en el que la mayor cantidad posible de residuos se aprovechen de nuevo como materiales indus- triales, además de procurar que los productos que se fabriquen sean más sostenibles y durade- ros. Agaleus es una de las organi- zaciones pioneras en poner en valor y aplicar la economía cir- cular en Euskadi y nos enfoca- mos en ofrecer siempre la exce- lencia en nuestro trabajo, porque sabemos que sin una gestión correcta de los residuos las empresas vascas no podrían aumentar sus niveles de sosteni- bilidad y competitividad. Este esfuerzo compartido va dando sus frutos, no en vano Euskadi es actualmente una de las regiones europeas más diná- micas en los ámbitos de la eco- nomía circular y la sostenibilidad. Juntos hemos sabido superar las consecuencias ambientales de nuestro pasado para impulsar un sector industrial abierto a la inno- vación y la digitalización, cada vez más sostenible y con están- dares ambientales más elevados. En Agaleus sabemos que nin- gún desafío es inalcanzable si se trabaja en equipo y se tiene un propósito claro. Por eso, frente a la tentación de manifestar inquie- tud por un futuro siempre incier- to apostamos por concebir los retos que se nos presentan como una gran oportunidad para cons- truir una sociedad más circular, descarbonizada, resiliente y ambientalmente respetuosa. Agaleus mantiene un firme compromiso con el desarrollo sostenible de Euskadi ű Agaleus Ų 35 años lleva Agaleus ofreciendo soluciones en el sector de la ecoindustria. La empresa aplica los principios de la economía circular en la gestión y valorización de los residuos industriales

RkJQdWJsaXNoZXIy NDcxODE=