eMovilidad. CIUDADES SOSTENIBLES PENSADAS PARA LAS PERSONAS

2 6 abril 2022 emovilidad » Laura A. Izaguirre «En 2050, 2 de cada 3 personas vivirán en una ciudad. A ello hay que sumarle que debido al enve- jecimiento de la población y con los vertiginosos cambios de esti- lo de vida, nos enfrentamos al desafío de movernos, y de hacer- lo de la forma más sostenible posi- ble. Es decir, las ciudades se enfrentan al gran reto de la movi- lidad», sentenció Nora Abete, con- cejala delegada del Área de Movi- lidad y Sostenibilidad del Ayun- tamiento de Bilbao durante el foro eMovilidad. En definitiva, «la movilidad cada vez es más cam- biante y la emovilidad es cada vez más fundamental», añadió Jaime Moreno García-Cano, director general de Transporte Terrestre (Ministerio deTransportes, Movi- lidad y Agenda Urbana-MITMA). No en vano, la movilidad es fun- damental para que las personas puedan acceder al trabajo y a ser- vicios públicos esenciales como la educación y la sanidad, y está íntimamente vinculada a la libre circulación y a la facilidad de los desplazamientos, impactando de manera relevante en la calidad de vida de las personas. Con ese objetivo en mente, los instrumentos con los que cuenta el Ministerio de Movilidad para desarrollar el cambio a la movili- dad eléctrica pasa por tres ejes: la estrategia de movilidad segura, sostenible y conectada 2030 como la visión con la que alcanzar los objetivos europeos; la Ley de Movilidad Sostenible, como ele- mento normativo que permitirá materializar la estrategia a 2030; y el Plan de Resiliencia como la dotación económica que va a per- mitir poner en marcha proyectos «que si no hubieran sido muy difí- ciles», como puntualizó Moreno. En este contexto, la aprobación de una Ley de Movilidad Soste- nible «es un gran paso adelante». Porque el reto climático y la salud exigen la adaptación del sistema de transporte hacia una movili- dad limpia, menos vinculada a la utilización del vehículo privado; porque la digitalización y las nue- vas tecnologías están transforman- do la movilidad y es necesario adaptar el marco jurídico para poner estas herramientas al ser- vicio de las personas; y porque es necesario garantizar que las inver- siones públicas se centran en aque- llo que genera un mayor valor social. Una ley que ha de asentar- se en cuatro pilares fundamenta- les, «la movilidad como un dere- cho social, una movilidad limpia y saludable, un sistema de trans- porte digital e innovador, y una mejor inversión al servicio de los ciudadanos», defendió el director general de Transporte Terrestre del MITMA. Una realidad en la que cobra una relevancia especial el Plan de Recuperación,Transformación y Resiliencia (uno de los instrumen- tos para canalizar los fondos Next Generation EU), que tiene el obje- tivo de dotar con importantes par- tidas económicas a decenas de proyectos relacionados con la movilidad sostenible a nivel nacio- nal, autonómico, local y también desde el sector privado. Un plan que apuesta por «la descarboni- zación con cuatro grandes direc- trices: transición ecológica, digi- tal, igualdad de género y la cohe- sión social y territorial», apostilló Moreno, y al que se destinan más de 13.000 millones de euros. Así, el MITMA (o sus entidades dependientes) podrán realizar inversiones directas por valor de 7.600 millones de euros y, ade- más, el Plan recoge también un total de 3.600 millones para dedi- car a diferentes programas de ayu- da a subvenciones como el de ‘Zonas de bajas emisiones y trans- formación del transporte urbano y metropolitano’, al que se desti- nan 2.800 millones; o los progra- mas de apoyo al transporte sos- tenible y digital dotados con 800 millones de euros. El caso de Bilbao «A nivel nacional el ministerio ha otorgado provisionalmente mil millones de euros de los fondos europeos de recuperación a 170 municipios para digitalizar y des- carbonizar la movilidad urbana», resumió la concejala bilbaína.Y, de hecho, «Bilbao ha recibido recientemente 14,6 millones de euros procedentes de esos Fon- dos Next Generation destinados a la implantación de zonas de bajas emisiones y a la transformación digital y sostenible del transpor- te urbano», destacó Abete. No en vano, «en Bilbao de algu- na manera nos hemos adelanta- do a través de un Plan de Movi- lidad Urbana Sostenible (PMUS) que sitúa a las personas en el cen- tro de todas las políticas de movi- lidad. Entendíamos que debíamos actuar, no para ir en contra del coche pero sí para racionalizar su uso, y trabajamos por potenciar modos de movilidad sostenible y saludable como caminar o andar en bici y para ello tomamos medi- das arriesgadas, como el ‘Bilbao «La movilidad cada vez es más cambiante y la emovilidad, más fundamental» El Ministerio de Transportes y el Ayuntamiento de Bilbao hacen hincapié en la necesidad de «situar a las personas en el centro de todas las políticas» Nora Abete, concejala delegada del Área de Movilidad y Sostenibilidad, fue la encargada de abrir el foro. A la derecha, Jaime Moreno, director general de Transporte Terrestre.

RkJQdWJsaXNoZXIy NDcxODE=