Más 60 activo

4 11 marzo 2019 más 60 activo Abrazo solidario: Solo en Bilbao 87 perso- nas denunciaron en 2018 haber sido vícti- mas de este delito que perpetran bandas itinerantes venidas de Levante o Madrid. El modus operandi es sencillo: con la excu- sa de que la persona mayor guarda un pare- cido físico con un familiar o que le ayude a encontrar trabajo, se acercan, la abrazan y antes de darse cuenta ya se han hecho con el reloj, la pulsera o la cadena. «Esta tipología afecta más a mayores de 75 años, mientras que en hombres de unos 60 el método consiste en proponerles relaciones sexuales para que se pongan nerviosos. Se acercan, les cogen de la mano... y se llevan el reloj, la cartera o la cadena. Son muy buenos», describió Rosa Romero. Consejo: Desconfiar de desco- nocidos que se acerquen con los pretextos descritos, pedir ayu- da a gritos si ven que no con- trolan la situación para que los ladrones huyan. «Las personas mayores tienen mucho miedo a ser descorteses o antipáticas y no se dan cuenta de que si no lo son están abriendo la puerta a los delincuentes», advierte Juan Félix Uriarte. Robos en cajeros: Un delito habitual. En grupos de dos, uno distrae a quien está en el cajero con cualquier excusa y su compin- che, al haberle visto marcar el PIN, le roba la tarjeta con la que extraerán todo el dinero que puedan has- ta que la víctima avise al banco. Otro error fruto del exceso de confianza es salir de la entidad con el dinero en la mano o metien- do la cartera en el bolsillo o en el bolso. «Hay carteristas alrededor de las sucursa- les que se lo roban ante cualquier descui- do», explicaron los er- tzainas. Consejo: Guardar bien el dinero antes de abandonar el banco y ser precavidos. «El estereotipo del delincuen- te desaliñado que teníamos antes ya no se cumple, puede ser cualquiera». Timos del tocomocho y la estampita. Dos clásico que siguen dando réditos. En el pri- mero, el estafador se acerca a la víctima y le dice que ha sido agraciado con un bille- te de lotería que no pueden cobrar perso- nalmente, por lo que se lo ofrece por menos dinero del que corresponde al premio; en el de la estampita, le hace creer que pade- ce una discapacidad y lleva una cantidad de dinero que confunde con estampitas. En ambos, aparece un cómplice (gancho) para dar verosimilitud al engaño. «No deben sentirse culpables. Nos puede pasar a cual- quiera, son profesionales y les envuelven en una burbuja que les impi- de pensar con claridad». Consejos: Desconfiar y co- mentarlo en la entidad a la que acudan a retirar el dinero. Delitos en vía pública » Luis M. Díez L as personas mayores suelen ser educadas, bien pensantes, muchas viven solas, han perdido reflejos, a veces les cuesta caminar... En definitiva, resultan vulnerables, lo que les sitúa en el punto de mira de muchos delincuentes. La seguridad de este colectivo centró una de las charlas del foro. Los ertzainas Rosa Romero y Juan Félix Uriarte desgranaron los principales riesgos que les acechan en la calle, el domicilio e Internet, y ofrecieron consejos para evitarlos. «No os importe ser descorteses con Robos y estafas: Personas que se hacen pasar por técnicos de calefacción, gas o electricidad convencen al propietario -generalmente mayor de 75 años que vive solo- para acceder a la vivienda con la excusa de que existe alguna ano- malía. Cuando están dentro pueden optar por mantenerle ocupado abriendo grifos en la coci- na mientras ellos revisan en el dormitorio cajo- nes y armarios en busca de joyas y dinero, o solicitarle el DNI con el fin de descubrir dón- de guarda el bolso y quitarle la cartera. «Tam- bién es habitual hacerles creer que les han cam- biado una pieza de la caldera y pedirles el pago de una cantidad de dinero en metálico», añadió Romero. Consejos: No abrir la puerta a desconocidos y tener presen- te que las compañías siempre avisan antes de enviar a un téc- nico a casa. «Incluso cuando prevean esa visita deben acos- tumbrarse a abrir con la cade- na puesta y pedir la documen- tación antes de dejarles entrar». Tampoco hay que olvidar que las empresas cobran los arreglos por el banco. «En caso de duda sobre la revisión o si insisten en cobrar en metálico, pedirles que se pasen otro día para consultar a la empresa o avisar a la Ertzaintza». Ventas abusivas: Una práctica que se quiere regular debido a los perjuicios económicos que provoca. A través de «pequeñas coacciones» y mentiras, convencen a las personas para que compren colchones, sofás o libros que no nece- sitan por los que pagan después «auténticos dinerales». La firma de un contrato le obliga a veces a sufragar la adquisición mediante «prés- tamos que en ocasiones superan los 300 euros mensuales.Tenemos serias dudas de que no sea delito». Consejos: Comprar en tiendas, no firmar nada sin haberlo sopesado y leído atentamente, consultarlo con algún familiar... «Y que no tengan miedo a desistir de la com- pra, tienen 15 días de plazo para hacerlo». Delitos en la vivienda

RkJQdWJsaXNoZXIy NDcxODE=