Osasuna - Salud

23 18 abril 2018 osasuna-salud » Redacción SRB La dieta del limón, la del sirope de ágave, la de la piña… Las dietas milagrosas prometen perder peso en poco tiempo.Y en una sociedad con un ritmo de vida cada vez más acelerado, muchos quieren conver- tir la tarea de despedirse de los kilos de más en un ‘sprint’. ¿Es posible? «No, las personas con problemas de sobrepeso deben ser conscien- tes de que solo hay un camino para conseguir su objetivo: devolverle a su cuerpo y a su mente el equili- brio, y hacerlo a través de unos hábitos de vida razonables y cons- tructivos, no restrictivos», recuer- da la nutricionista Olga Bahón. Las imágenes del antes y después de cuerpos sometidos a dietas mila- grosas «casi siempre acompañadas de batidos mágicos y pastillas» inun- dan las redes sociales, donde la uto- pía de un cuerpo libre de grasa está a golpe de clic. Con este tipo de dietas «el paciente baja pero en la báscula, y la mayoría de veces no sabe si lo que ha perdido es agua, grasa o músculo, ni está informa- do de que este tipo de bajada mus- cular le provoca una bajada en su tasa metabólica -en lo que quema- que ya predice el efecto rebote». Lo que se pierde, vuelve El temido efecto rebote es solo uno de los problemas. En el tiempo en el que la persona se ha sometido a estos regímenes, se ha expuesto a riesgos para su salud.Tampoco ha adquirido hábitos nutricionales que le permitan mantener después el nuevo peso. Por ello, cuando reto- me su alimentación, volverá a errar. ¿Se pueden perder en corto tiem- po los kilos que se han cogido poco a poco? «Perder se pueden perder, pero a costa de bajar en parte masa músculo esquelética. ¿Y qué ocu- rre en el organismo? El cuerpo per- cibe hambruna -falta de nutrien- tes- y su respuesta es disminuir la energía que usa para realizar fun- ciones vitales con el fin de conser- var la energía necesaria para sobre- vivir», explica Bahón. Para evitarlo, recomienda man- tener hábitos sanos y saludables. «Consumir alimentos frescos y nada de comida procesada. Comer de todo: verduras, hortalizas, frutas, legumbres, frutos secos, pescados, carnes y huevos».Y acompañarlo de ejercicio, aunque sea «ir andan- do al trabajo, bajarse una estación antes, evitar el ascensor o ir a los sitios por el camino más largo». Los regímenes que prometen perder kilos en poco tiempo causan serios problemas de salud El peligro de las dietas milagrosas Los especialistas alertan de los efectos dañinos que el azúcar refinado causa en el organismo. «El cere- bro no lo necesita, pues- to que las neuronas pue- den vivir con cuerpos cetónicos o con glucosa específica que se obtiene de los hidratos de carbo- no complejos, como las legumbres, o de la degra- dación del glucógeno hepático o muscular. Para su supervivencia, el cere- bro no necesita ni refres- cos ni bollería industrial». Azúcar, ¿el enemigo? En los supermercados abundan productos con la etiqueta ‘light’, ‘bajo en calorías’, ‘bajo en coleste- rol’... ¿Realmente son tan sanos? «No, son estrate- gias de neuromarketing. Lo que se consigue es que la persona se sienta menos culpable al consumirlo y, por lo tanto, repita y en vez de comer cuatro, coma ocho, y se engañe a sí mismo al creer que ha hecho algo saludable», lamenta Bahón. Por ello, aconseja leer bien las eti- quetas. «La clave está en la sal, el azúcar y la grasa, sobre todo si aparecen los tres. Son una bomba para el cerebro porque gene- ran adicción», advierte. Bajo en calorías

RkJQdWJsaXNoZXIy NDcxODE=