Women In Progress

15 26 marzo 2019 Ellas cuentan su experiencia [1] ¿Por qué apostaste por una profesión técnica? [2] ¿Cómo ha sido el camino? [3] ¿Crees que las mujeres aportan a este tipo de formaciones un punto de vista diferente? [4] ¿Por qué crees que las mujeres no se ven atraídas por estas profesiones? [5] ¿Cómo se las debería animar para que apuesten por ellas? Amaia Casas » Automatización y Robótica Industrial 1 ¿Y por qué no? Siempre me ha lla- mado la atención. Cuando en casa surgía algún problema técnico, mi padre nos llamaba a mi hermano y a mi para que le ayudáramos, sin distin- ción. Esa actitud ha sido el motor para poder hacer lo que me gusta. Pero es complicado que una chica estudie una rama técnica si sus compañeras no lo hacen, nadie la orienta a ello o recibe mensajes sociales en contra. 2 Cuando sales al mundo laboral eres consciente de que nada es como te han ‘vendido’. Sobre la relación entre hombres y mujeres, nunca me he sen- tido desplazada por ser mujer, todo lo contrario. Laboralmente siempre he estado ligada al género masculino, de diferentes edades y mentalidades, y me he sentido una más. 3 Se parte del error de cuestionar que hay diferencias por razón del sexo. Una mujer puede y debe apostar por estas formaciones. No hablamos de hombres ni mujeres sino de personas con puntos de vista diferentes. Estos debates deberían estar superados pero es evidente que queda mucho camino. 4 Porque no conocen a otras chicas que las hagan y porque estas profesio- nes tienen fama de ser más exigentes y algunos padres cuestionan: ‘¿cómo te vas a meter en eso?’, ‘¿no ves que está lleno de hombres?’. Hay que pregun- tarse ‘¿por qué yo no voy a ser capaz?’. 5 Se debería animar desde la base, en su vida cotidiana y en sus referentes familiares, para que lo vean algo nor- mal. Si no somos capaces de eliminar esas etiquetas de género va a ser más complicado cuando deban elegir su camino laboral. Jaione Ugalde » Mecatrónica y Programación de la producción en Fabricación Mecánica 1 Creía que era lo que me gustaba porque siempre me ha interesado mucho trastear con cosas.Todo lo que había en casa lo desmontaba y simplemente no pensé en que fuera a ser un sector difícil para mí. Solo vi que me gustaba y que quería hacerlo. 2 Toda la gente con la que lo com- partí me animó y me dijo que bien por mí y nunca he tenido ninguna pega. Mientras me gustara a mí todo el mundo me apoyó. Además, mi her- mano mayor también estudió lo mis- mo.También que por mi carácter todos sabían que lo iba a sacar. 3 Somos más tranquilas, pensamos más antes de hacer. En este trabajo se hace mucho el burro; pero, a veces, si paras un poco y reflexionas, no es necesario. 4 Es cierto que nosotras no tenemos la misma fuerza bruta que los chicos. Yo, sinceramente, creo que eso hace que muchas se echen para atrás, pero hay que darle una vuelta y buscar una alternativa que sin la necesidad de fuerza aporte la misma solución. Creo que también siguen existiendo clichés de ‘trabajo de chicas’ y ‘traba- jo de chicos’, pero a mí nadie me ha puesto nunca ninguna traba para que no pueda conseguirlo, ni en el cole- gio, ni los buscadores de empleo... 5 Creo que cuando en los colegios te informan sobre las opciones que exis- ten, realmente no te explican en qué consiste el trabajo de esos ciclos for- mativos. Mecatrónica no significa meterte en un buzo y estar todo el día llena de grasa… Es, por una parte, la imagen que se da desde fuera y, por otra, el desconocimiento. Adriana Aguilar » Programación de la producción en Fabricación Mecánica 1 Estaba haciendo una licenciatura de Administración de Empresas y cuan- do estaba a mitad de la carrera me di cuenta de que no encajaba ahí, así que decidí ir a un centro de FP a informarme, ver qué ofrecía más opciones en el mercado laboral y me di cuenta que lo que más había en Álava era Fabricación Mecánica. Así que decidí estudiarlo a ver si me gus- taba y como me gustó, me quedé. Ni me había imaginado terminar ahí. 2 Para mí ha sido bastante fácil.Yo estudié en otro país que era más machista, pero aquí es más liberal y hay más igualdad. La verdad que aquí, trabajar con chicos y con chicas es bastante igual. 3 Desde el punto de vista de donde trabajo ahora mismo, que es una fábrica en la que hay pocas mujeres, nosotras podemos hacer lo mismo que ellos, no hay nada que imposibili- te a una chica hacerlo igual que los hombres. 4 Creo que se debe básicamente a la teoría machista que hemos tenido toda la vida, que la mujer no se puede ensuciar y ellos sí. Creo que aún esta- mos en el tabú de que nosotras no ‘podemos’ hacer nada en lo que nos manchemos las manos e igual las chi- cas le tienen un poco de miedo. ¡Eso es lo de menos, hay agua y jabones! 5 Debería ser algo que se empezara a trabajar en casa, que los padres ani- maran a las chicas a estudiar estas profesiones si les gusta.Y también en los colegios. Por ejemplo, cuando yo estaba en ESO prácticamente me ani- maban a estudiar cosas denominadas ‘de chicas’...

RkJQdWJsaXNoZXIy NDcxODE=